Un corazón muy humano en un cuerpo de madera

Un SÍ de valientes
20 diciembre, 2022

Últimamente las conversaciones sobre cine, giran entorno a la nueva adaptación que realizó Guillermo del Toro a “Pinocho” (Pinocchio), cuento clásico para niños del escritor italiano Carlo Collodi, en cual en el relato original creado por el también periodista, el personaje principal transita entre aventuras con humor negro,  el moralismo en la época del fascismo italiano y no precisamente como nos lo presentó Disney y su filme de los años 40`s.

El largometraje apenas presentado en diciembre del 2022, nos hace una invitación de principio a fin a reflexionar varios aspectos de nuestra vida: desde la importancia que le damos a la familia, hasta el cuestionamiento del día de nuestra muerte.

En esta oportunidad, te invito a que te dejes Inquietar con la reflexión de  algunas de las escenas y frases que este  gran filme en stop motion  nos dejó ⚠️(cuidado, hay spoilers)⚠️:

Comenzamos con una de las más conmovedoras  y que me estrujó el corazón:  Pinocho acompaña a su papá a terminar de reparar el Cristo  de la iglesia del pueblo y sin titubear le pregunta:🎯«Papá, todavía no entiendo una cosa: todo el mundo lo quiere, a Él ; todos le estaban cantando, y es de madera como yo. ¿Por qué lo quieren a Él, y no a mí?».

Después de ver esta escena  y recordar el versículo de la primera carta de Juan 4, 20 en donde explícitamente es casi el diálogo de la película;   “Si alguien dice- Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso…”  Me quedé atónita de cuantas veces me he comportado de esa manera: adoradora de una imagen, sin atreverme realmente a amar a Cristo de carne y hueso en mi prójimo.

«Las personas a veces tienen miedo de las cosas que no conocen»

Geppetto le responde a Pinocho: 🎯«Las personas a veces tienen miedo de las cosas que no conocen» y no hay mayor verdad que algo que desconoces o ignoras te será casi imposible amar.

No podemos dejar de mencionar a Grillo; ese personaje entrañable y sabio con el cual por lo menos una vez te identificas y agradeces que sea tan erudito. En los últimos minutos de la cinta menciona 🎯«La vida es un regalo maravilloso».

Hay que comenzar a ver la vida como lo que es: un🎁 regalo, un don para responder al llamado del amor; y ese llamado se responde hoy, aquí y ahora; porque bien lo afirma la película  🎯«Lo que pasa, pasa. Y luego, nos vamos».

Algo que tiene esta adaptación a diferencia de las otras, son los momentos con tintes melancólicos y un poco grises pero realistas.  Uno de ellos es precisamente el reclamo de Geppetto hacia Dios  después de la muerte de su primer hijo Carlo 🎯«¿Por qué no escuchas mis plegarias? ¿Por qué?»

Todos hemos pasado por un momento así, hemos pasado por situaciones de desconfianza en Él y esa desolación nos ha cegado y nos ha hecho creer que no nos escucha, nos ha hecho olvidar que Él es un Dios de vida, de amor, de compasión y que Él sufre y nos acompaña en esos momentos, incluso cuando parece que no está con nosotros.

En el filme,  vemos como el vínculo padre-hijo va evolucionando.  Geppetto y Pinocho crecen y se conocen como individuos pero también como la familia que son; aunque  al principio pareciera una relación un poco fracturada e incluso frustrante para ambos, donde hay un duelo y reclamos de por medio, Geppetto emociona con la siguiente frase dirigida a Pinocho 🎯«No seas Carlo ni nadie más, sé exactamente quien eres».

¿Cuántas veces  hemos olvidamos o rechazamos nuestra identidad? Somos hijos de Dios: un Dios amoroso y bondadoso; un Dios que dio la vida de su único hijo por nosotros y que siempre ve más allá de nuestros errores y que no busca la perfección, un Dios infinitamente misericordioso.

Tal y como lo ha dicho Del Toro, la película trata de reflexionar desde otra perspectiva el tema de la muerte: 🎯«Poco sabía yo que la muerte no era el final».

A lo largo de las casi 2 horas hay conversaciones, encuentros y desencuentros entre la vida y la muerte y lo que significa vivir y morir, aún más si es por algo y por alguien; 🥺¿qué tanto valoramos que alguien ya murió por nosotros?

En fin… si aún no has visto Pinocho y leíste hasta acá te advertí que había spoilers.

Además del gran trabajo artístico y una bellísima banda sonora, “Pinocchio” es una conmovedora y hermosa cinta que definitivamente te deja el corazón felizmente INQUIETO.