Con coraz贸n 馃挋 de Madre

Es la hora de los laicos, pero pareciera que el reloj se ha parado
9 junio, 2022
Mar铆a Magdalena, la 鈥渁p贸stola鈥
22 julio, 2022

Mar铆a es Inmaculada porque supo abrirse al Amor en su coraz贸n, con generosidad y valent铆a, simplemente porque confiaba plenamente en Dios. Mar铆a, siendo muy jovencita, estaba muy atenta a las mociones del Esp铆ritu. As铆, ante el anuncio del 谩ngel, se ofreci贸 con docilidad a colaborar en lo que Dios quer铆a obrar en ella. Mar铆a sencillamente dijo 隆s铆!

馃幆 Mar铆a nos ense帽a a amar de una manera incondicional desde el ser; y as铆, nos muestra el camino para llegar a Jes煤s. Su coraz贸n bondadoso es espejo donde podemos mirarnos para guardar en 茅l, como Mar铆a, todo aquello que no comprendemos. El misterio no lo vivimos desde la mente, al contrario, solo entramos en el misterio cuando abrimos el coraz贸n para acoger, en el don de la fe, su Presencia. Mar铆a, la mujer del silencio, se abandona en las manos del Dios creador, que nos sostiene y contiene con amor sublime, porque somos sus hijos. Ella nos ayuda a comprender c贸mo Dios quiere que seamos felices y que gocemos de la vida, sinti茅ndonos profundamente amados por 茅l.

驴Qu茅 nos ense帽a Mar铆a, nuestra Madre? 驴Qu茅 hay en el coraz贸n silencioso y amante de una Madre? En el coraz贸n de una madre, en el coraz贸n de Mar铆a nuestra Madre, hay dolor y gozo, alegr铆a y temor, bondad y ternura, entrega y servicio, asombro y cari帽o; amor 煤nico, compasivo y misericordioso. Es amable, paciente, tolerante, prudente, dispuesto siempre a sostener y a acoger. Es sensible, intuitivo y generoso, capaz de amar a sus hijos hasta dar la vida por ellos. Ese amor de Mar铆a, la Madre de todas las madres, es el m谩s parecido al amar de Jes煤s, el Se帽or.

Por su disponibilidad para cumplir la voluntad de Dios, podemos intuir que 馃幆Mar铆a concibi贸 primero a su hijo en el coraz贸n 鉂わ笍鈥嶐煍 y despu茅s, en su seno馃ぐ , dando a luz a nuestro Redentor y Salvador.

芦Es hermoso saber que no estamos hu茅rfanos, que Mar铆a encarna en nuestras vidas, con sus penas y alegr铆a, el rostro amoroso y maternal del Padre禄

Mar铆a, adem谩s, fue la primera disc铆pula y, junto con su hijo, corredentora de nosotros, sus hijos. Mar铆a, mujer obediente, sencilla y humilde, siempre fiel, acoge a la humanidad entera como Madre. 馃幆 Es hermoso saber que no estamos hu茅rfanos, que Mar铆a encarna en nuestras vidas, con sus penas y alegr铆a, el rostro amoroso y maternal del Padre; podemos cubrirnos con su manto de Madre. Ella nos acompa帽a y sostiene en el camino de nuestro viaje espiritual, al centro mismo de la vida, al propio coraz贸n.

Mar铆a, 鈥渓a tejedora鈥濔煣, hila la trama de la humanidad de Jes煤s en su seno. Lo envuelve con amor y ternura a su hijo reci茅n nacido. 馃幆 Ella馃挋 nos ense帽a que es el cuidado del otro lo que determina nuestra relaci贸n con Dios. As铆, vemos que nuestra identidad m谩s genuina y profunda ha de emular la de Mar铆a, nuestra Madre, que es virgen y fecunda, vac铆a y plena.

Que Mar铆a, mujer de silencio y abandono confiado, interceda por nuestra humanidad doliente, que clama por experimentar el gran regalo del amor del Padre, del Hijo y del Esp铆ritu Santo.馃幆 Que el ejemplo de Mar铆a nos mueva a dar, como ella, un s铆 sostenido en la vida. Que podamos ser luz que alumbra en medio de la oscuridad. Pido para todos la luz del Esp铆ritu, para que disipe nuestra ceguera y podamos as铆 ver que Dios es luz, paz, belleza y bien, que est谩 por encima de todo, dentro de cada uno, amor verdadero y eternos.